Sobre mi

Sobre mi

Mi misión es acompañar a todas aquellas personas que decidan empezar un camino de cambio de hábitos de alimentación y de vida, de una forma consciente.Personas que ya lo han intentado por otros medios, pero que no han logrado instaurar hábitos saludables en su vida, bien porque no han recibido la información adecuada, bien porque no han atendido otras áreas de su vida.Me gusta imaginar que tiendo mi mano a la persona que acude a mi, y juntas, empezamos un nuevo camino hacia una mejora personal, que se traduce en bienestar y salud.

Te soy sincera, si hace 4 años me hubieran dicho que me iba a dedicar profesionalmente al mundo del bienestar, no me lo hubiera creído.

Es lo que pasa cuando empiezas a buscar tu propio camino, ese que se corresponde con tu esencia.

Hace 4 años empecé un camino personal de búsqueda de bienestar, tanto a nivel físico como emocional, y en esa búsqueda apareció la alimentación natural y holística.

Los temas de alimentación unidos a los remedios naturales siempre me habían atraído. Si reviso revistas y documentos guardados de todos estos años me doy cuenta de que, este tema, siempre ha estado presente en mi vida.

Sin embargo nunca pensé en dedicarme a ello, simplemente surgió.

Mis primeros estudios fueron de informática, sí, una ingeniería que empecé porque consideré que se ajustaba a mi perfil académico. La terminé y durante 20 años he trabajado en el sector empresarial como responsable informática. No te voy a decir que me disgustara mi trabajo, pero tampoco te diré que fuera mi pasión.

A veces pasa que queriendo actuar como se espera de nosotros tomamos caminos que de otra forma no hubiéramos empezado, porque simplemente no nos planteamos otras opciones. Incluso a veces movidos por el miedo y las inseguridades tomamos el camino, a nuestro parecer, más fácil.

El hecho es que llegó un momento en mi vida que sentía que quería más. Quería más risas, más alegrías, más pasión. Y así empezó mi búsqueda de herramientas para sentirme más vital.

Lo que más me preocupaba al principio era mi estado emocional. Sentía que había mucho dentro de mi que luchaba por salir pero que por alguna razón no terminaba de florecer, me sentía como bloqueada.

Así que la primera herramienta que surgió en mi camino fue el REIKI.


Sin saber muy bien de qué se trataba, empecé a buscar la forma de experimentarlo en primera persona, porque había leído que te ayudaba a equilibrarte y reencontrarte con tu esencia. Era la primera vez que tenía contacto con una terapia energética, y sinceramente, no sabía muy bien qué esperar.

Ahora parece que esta terapias y otras están más a la orden del día, pero yo por aquel entonces desconocía totalmente todo lo relacionado con ella. Después de mi primera sesión sentí que algo empezaba a desbloquearse, y decidí aprender la técnica.

Tengo hasta el tercer nivel de reiki, y no descarto cursar la maestría, sólo que la vida dirá cuando es el momento.

Siempre he dicho y diré, que el reiki ha sido la primera baldosa en mi camino de VUELTA A MI.


Es como si las piezas del puzzle de mi vida se hubieran empezado a recolocar, y todo empezara a cobrar otro sentido. No es magia, simplemente energía, unida a muchas horas de lecturas, de visualización de vídeos y también de asistencia a charlas y talleres, sobre crecimiento personal.

Todo lo que tenga que ver con el crecimiento personal me apasiona, me gusta leerlo y aprenderlo. Y además hay tanto!

Todo lo que tenga que ver con el sentirse bien, sentir que se disfruta la vida, que nos mejora la vida, todo eso me gusta a mi.

Y así llegó la alimentación natural y holística a mi vida, como otra pieza más del puzzle que había empezado a montarse.

ALIMENTACION NATURAL Y HOLÍSTICA

Desde los 24 años, siempre he estado buscando la forma de mantener mi peso. Sabes a lo que me refiero, ¿verdad?. Buscas la forma de poder comer y disfrutar comiendo, pero a la vez, no quieres ver cómo se dispara la báscula y notar que la ropa empieza a no caber.

Hasta ese momento siempre había comido lo que había querido, nunca había controlado la comida. Soy alta y de complexión delgada, y siempre había hecho mucho deporte.

Fui jugadora de voleyball durante 10 años, estuve en la Selección Valenciana, y también en la Española, así que te puedes imaginar la cantidad de horas que entrené durante ese tiempo.

Fue al cumplir los 24 y dejar el deporte intenso, cuando mi cuerpo hizo plof!, y empezó a distorsionarse.

Quien me conoce, es posible que te dijera que siempre me ha visto delgada, y es que como te he dicho soy alta y mi complexión es fina. Pero nadie mejor que una misma, sabe que su cuerpo ya no es el que era, y que el reflejo en el espejo y cómo queda la ropa, tampoco lo son.

Desde ese momento empecé a ir a distintos profesionales y probar diferentes productos, pero siempre volvía al punto de partida.

Hasta que hace 3 años tuve la oportunidad de acudir a un taller personal donde nos explicaban qué alimentos eran los recomendables para nuestro cuerpo y cuáles no, y nos proponían diferentes ejercicios prácticos para experimentar en nosotras mismas.

Los resultados fueron muy rápidos, y casi sin darme cuenta empecé a ver cambios en mi cuerpo, de una forma sencilla, casi como un juego. Pero no sólo eso, empecé a compartir con personas de mi entorno, porque estaba tan ilusionada con los resultados, que quería verlos en los demás.

Para esas personas que siguieron mis consejos también funcionaron, y en mi, se empezó a forjar la idea de poder dedicarme profesionalmente a ello.


HIGIENE VITAL

Después de buscar diferentes formaciones, me quedé con la Higiene Vital.

Una corriente que promueve hábitos de vida acordes a nuestra naturaleza, y que tienen como resultado el equilibrio de nuestro cuerpo, mente y alma. Un aumento de nuestra energía vital.

Esta pieza del puzzle me hizo tanta ilusión!

Y por supuesto me la sigue haciendo. Es esa herramienta que todo el mundo debería aprender, la cual aportaría mucho bienestar y equilibrio, en la vida de cada persona.

En mi primer año de formación, me formé como coach en nutrición natural y holística, para poder ayudar a otros a cambiar su estilo de alimentación, acercándose en la medida de sus posibilidades a un estilo de alimentación acorde a su propia naturaleza.

Y como no sólo nos nutren los alimentos, sino también los pensamientos y las emociones, en el segundo año me formé como coach en gestión vital. Una formación muy bonita, donde se abarcan las diferentes áreas de nuestra vida, y se aprende a gestionarlas para que sean un aporte de energía vital y no un desgaste o fuga de energía.

Y mi formación sigue, y creo que nunca terminará. Porque cuando algo te apasiona, no te cuesta dedicarle tu tiempo y energía, al contrario, es un aporte de energía del que nunca quieres prescindir.

MI ESTILO DE VIDA

No te voy a vender que mi estilo de vida es perfecto, no sería honesta. Como también te digo que no pretendo que lo sea.

 Me muevo por aquellas cosas que sé que aportan en mi vida, y trabajo y me esfuerzo para que estén presentes en ella.

Si pienso en la alimentación que he llevado durante toda mi vida, la verdad, me llevo las manos a la cabeza. Ahora entiendo mi sobrepeso y un acné severo que sufrí en mi adolescencia.

Si pienso en la alimentación que llevo ahora, la verdad, me alegro y doy gracias por haber comprendido y aprendido la importancia que tienen los alimentos en nuestra vida. No es una alimentación perfecta, es la alimentación que a día de hoy yo soy capaz de mantener, de forma natural y sin presiones. Es esa alimentación que no me ata a la comida, la que mantiene mi peso sin darme cuenta y la que no me roba energía, y que además me nutre. ¿qué más puedo pedir?.

Aunque dejé de jugar a voleyball, el ejercicio siempre ha estado presente en mi vida. De diferentes formas, y también según el momento de mi vida. Hoy por hoy practico pilates, yoga a veces, elíptica y salgo a caminar.

Me encanta la naturaleza, es lo que más me gusta, me llena, me hace sentirme plena. Disfruto de ella siempre que puedo, y en mi período vacacional junto a mi familia.

Estoy casada y tengo una hija y un hijo. No podría estar más orgullosa de los tres, y recibir más amor de ellos. Junto con mis padres, mi hermana y mis amigas/os, son los pilares en los que se sostiene este nuevo proyecto de vida, que empecé hace ya cuatro años, y que ya es para siempre.


Direct Your Visitors to a Clear Action at the Bottom of the Page